25 de junio de 2013

LA ViDA


Hay momentos en la vida en los que uno cree que todo ha terminado... uno se dice en silencio que  ya nada bueno o mejor de lo vivido  va a  llegar..
 Te conformas con un silencio al que nadie haces partícipe ya que tu vida no ha ido tan mal, has trabajado, has sido bastante feliz, has creído y disfrutado con la Amistad, ha habido pocos tiempos de penuria, has aprendido de ellos a vivir con lo imprescindible,  arreglar zapatos para poder continuar andando, vestir con ropa que otros no necesitaban, reír de todo hasta de uno mismo, ser capaz de sacar la cabeza cuando lo creías imposible...en fin toda una suerte de experiencias y aprendizajes...
  Quizás uno aprende a disfrutar de cada segundo ya que son muy pocas las cosas importantes  en la vida , nos hemos pasado la vida sufriendo por circunstancias que no tenían tanta importancia .
Ahora a punto de jubilarme
 voy descubriendo lo que supone vivir cada día, poder reir, andar, amar, ver...  cada momento es un verdadero  y maravilloso regalo.


6 de junio de 2013

¿quien lo sabe?



TE MORIRÁS PRIMERO

Te morirás primero, ya lo sé.
No creas que me importa.
Me vestiré de gala,
con los tacones altos miraré las estrellas
y andaré por las plazas como si fuera fiesta.
Ya verás,
cuando te mueras
irán nuestros amigos al entierro.

Habrá ramos, ofrendas,
un latido de pájaro golpeará las ventanas
y el altar se hará añicos durante el ofertorio.
Yo me pondré las gafas de no querer mirarte,
las de mirar el mar y verlo a mi manera.
Escucharé tus versos,
aquellos que escribiste antes de yo leerlos,
seguiré las estatuas
y me vendrá tu llanto y el amor que no tuve.

¿Te imaginas, amor?,

tú allí, muerto, tan solemne y tan quieto,
y yo un bullir de rosas en los bancos del fondo.
Yo, de rojo vestida, trenzas negras mi pelo
y las manos muy blancas acariciando espejos
por donde te has mirado.
Sin una sola lágrima.
Oculta por la pena que siempre fuera mía.

Pensando en tus caricias
y el júbilo perfecto de una siesta de sol
que nunca llegaría.
¿Te imaginas, amor?
Tus nietos, tus parientes,
y en el último asiento una hermosa muchacha
iluminado el arco de sus blancas axilas
por la luz de tus ojos.

Vendrán los oradores y hablarán de tu ingenio,
de tus muecas feroces,
de las horas amables en que ocupabas sitios,
lugares acordados.
Hablarán de tus gestos, de tu bufanda oscura,
del inconstante deleite de tu boca,
del mar que te ocupaba los momentos felices.
Llorarán los acólitos, las vírgenes de plomo,
los ángeles de cera.
Y nunca sabrá nadie que me he muerto contigo.



Elsa López (Guinea Ecuatorial, 1943)
http://emmagunst.blogspot.com.ar/2011/05/elsa-lopez-te-moriras-



20 de febrero de 2013

AlGO soBrE RiCArDo 13 de febrero 2013


A Ricardo le quise profundamente , el me confesó su vida y se que no tenía nada de lo que culparse, cargó con la culpa de otros y conociendo la miseria humana el continuo siendo un hombre lleno de amor y  honestidad...era diferente.
   
Quería compartir su vida con los necesitados y así lo hizo; en un tiempo en el que tener ciertas actitudes estaban penadas, como ayudar a jóvenes comunistas moribundos , quitarse la sotana para tapar a un niño destrozado por un camión, recoger cubiertos , platos, por las casas para montar un comedor y dar de comer a los necesitados... esto le supuso llenar de manchas su expediente...y fue expulsado de Bolivia de malas maneras, poniéndole trampas para culparle de cosas que el jamás había hecho.
   Roto, destrozado por el dolor de la injusticia, de nuevo le hicieron volver a España, aquí se le trató como un fracasado, nadie le entendió ni creyó su verdad, le trataron de loco, recuerdo me decía:
-mi vida puedo verla como se ve a través de un cristal totalmente roto.
    Allí comenzamos de nuevo a conocernos, su vida no fue nada fácil, parte de él se había quedado en otro país y comenzó un nuevo camino de supervivencia.
 Han pasado muchos años en los que he podido conocerle, nos veíamos cada semana, me hablaba de libros que leía, hacía su crítica apasionada y profunda, hablamos de la vida, los hijos, el Amor, del dolor...reíamos o llorábamos juntos... han pasado muchos años...
 Hace dos años tubo un sueño: se había convertido en un pez y estaba dentro de una botella, sin poder comunicarse, para el fue un sueño angustioso, una pesadilla.
   Un año más tarde le diagnosticaron alzheimer, el lo supo y poco a poco fue dándose cuenta de la muerte progresiva de sus neuronas, se olvidaba de las cosas, de las palabras...no se desesperó aunque llorando me decía "ya no se leer" , no entiendo nada, ¿qué sentido tiene mi vida?.
   Llegó el día en el que no supo mi nombre, en el que ya no me conoció, me acercaba a su oído y le decía:
no te preocupes, no hace falta que digas nada, se que estás ahí...y entonces me miraba afirmándolo con su mirada.
  Pese a su deterioro era consciente...quería irse
Permanece en mi corazón.